EL MONTAÑA Y SU ANCESTRO,EL LOBO
Desde tiempos ascentrales el lobo ha sido considerado como el demonio que vagaba por los montes,todo ello debido al miedo que su presencia suscitaba y a su fama de terrible depredador.Aunque este carnivoro solo mata para comer fue perseguido y sacrificado hasta su casi desaparición de los montes.Es ahora,sin embargo,cuando entendemos el comportamiento  de este extraordinario animal,que convive en manadas en las cuales las jerarquias están muy estructuradas,y en las cuales hay un jefe de manada el cual es el macho dominante que continuamente tiene que reafirmar su estatus frente a otros machos.Entre las hembras ocurre algo muy similar aunque no con la aparatosidad con que lo hacen los machos.Esto es algo que con la evolución se ha mantenido en muchas razas entre las cuales está nuestro Montaña del Pirineo.
Sin embargo la tarea de la evolución del lobo hasta llegar a nuestras razas caninas actuales fue un proceso muy largo que tuvo comienzo desde el mismo momento en que la evolución propició la aparición del lobo.
Darwin,en su estudio de la evolución sacaba la conclusión de que había especies de animales en las cuales había individuos que estaban mejor adaptados al entorno que otros lo cual significaba que tenían más posibilidades de sobrevivir ya que eran los más fuertes y los que transmitirían sus genes a los descendientes de esta especie.
Con esta evolución,estos carnivoros empezaron a diferenciarse.
No se sabe cuando comenzó la asociación lobos-hombre pero se supone que tras la domesticación de alguno de estos cánidos fueron empleados en la caza gracias a sus habilidades para acorralar a una presa y después capturarla.
Fue aqui cuando comenzó la domesticación,una seleccion de los lobeznos menos fieros que aceptaban como jefes de manada a los humanos propició que comenzara la relación que en nuestros días mantenemos con nuestros perros.
La cría selectiva permitió que el hombre seleccionara artificialmente los rasgos que quería para así adaptar a los cánidos a una nueva situación y entorno.
Esta selección dio a lugar a lo que se denomina neotenia, o sea la persistencia en un adulto capaz de reproducirse de caracteres usualmente atribuidos a un organismo inmaduro.Ejemplos de esta inmadurez física es el hocico corto,ojos grandes,cola enroscada....
Otro tipo de inmadurez es la del comportamiento,por ejemplo si nuestro perro nos lame no es una muestra de cariño,en realidad este tipo de actitud es empleada por los lobeznos en reclamo de más atención para lo cual lamen las comisuras de sus madres para estimular la regurgitación de alimento.
Otro ejemplo de neotenia son los ladridos de nuestros perros:los lobeznos ladran para llamar la atención de sus progenitores o ante un estímulo provocado por su entorno,una vez que maduran dejan de ladrar.Se supone que había lobeznos que tras llegar a su madurez  todavía ladraban.El hombre se dio cuenta de que los cánidos adultos que poseían el defecto del ladrido les ayudaban a vigilar ya que ante cualquier ruido o aparición de depredadores estos lo avisaban.Eso motivó que cruzaran solo los ejemplares que ladraban,algo que se mantiene en nuestros perros de hoy día.
Así hubo muchas mutaciones que dió lugar a multitud de razas de hoy día.
En lo que nos atañe que son nuestros montañas decir que los pastores preferían un perro blanco ya que no se parece a ningún animal salvaje y estos  necesitaban una forma sencilla de distinguir al perro cuando intentaban alejar a los lobos a la tenue luz del amanecer o del atardecer,para evitar golpear al perro en vez de a la bestia.





                                                                                                                         
Rafa fdez suárez
"gandara de barrantes"
                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                
© Perros de Montaña del Pirineo "da Gandara de Barrantes"
Imprimir este articulo